Publicaciones

Bemobi une los sectores de telecomunicaciones y finanzas a través de datos

abril de 2024

La solución, denominada «mobile scoring», consiste en analizar una serie de datos sobre el uso de telefonía celular por el consumidor para mejorar el cálculo de su puntaje de crédito.

Uno de los mayores desafíos enfrentados por el sector financiero en el proceso de bancarización y de aumento de la penetración de tarjetas de crédito es conocer mejor a los consumidores que llegan a su puerta. Cuando se trata de personas que nunca han tenido una cuenta bancaria antes, o que nunca han tenido una tarjeta de crédito, la falta de un historial financiero complica la evaluación durante el onboarding. Pero otro sector puede ayudar a los bancos en esta tarea: las operadoras de telefonía móvil. Esta es la propuesta detrás de una solución creada por Bemobi en México que ya suma 15 clientes del sector financiero y acaba de llegar a Colombia.

La solución, denominada «mobile scoring», consiste en analizar una serie de datos sobre el uso de telefonía celular por el consumidor para mejorar el cálculo de su puntaje de crédito. Frecuencia de recargas; fecha de la última recarga; cuánto tiempo lleva en la base del operador; cantidad de mensajes recibidos y enviados: estos son algunos ejemplos de los datos analizados por algoritmos creados por Bemobi, que varían según el caso de uso y las especificidades de la institución financiera. El consumidor autoriza previamente el compartir sus datos, y estos son tratados de manera anonimizada, respetando las leyes locales de privacidad, y sin acceso a ningún contenido de llamada o mensaje.

«Agregamos una serie de datos nuevos sobre una base no bancarizada sobre la cual los burós de crédito no tienen información. Enriquecemos las fuentes tradicionales con datos adicionales que nuestros modelos proporcionan», explica André Andrade, vicepresidente de Bemobi para América Latina, en una entrevista para Mobile Time Latinoamérica.

Bemobi se encarga de captar clientes entre las instituciones financieras y divide los ingresos de la solución con las operadoras socias, que proporcionan los datos – se cobra a las instituciones financieras un valor por cada verificación realizada. En México, las operadoras Telcel y Movistar participan. En Colombia, la primera operadora en integrarse es Claro.

Cómo funciona

Cuando un nuevo cliente desea abrir una cuenta o emitir una tarjeta y contacta a una institución financiera, esta solicita su número de celular en el registro y también su autorización para la verificación de datos. A continuación, el número es enviado a la solución de Bemobi, y esta devuelve una puntuación para ese consumidor, basada en su historial de uso de telefonía celular y en el algoritmo calibrado para ese caso de uso. Finalmente, la institución financiera puede cruzar ese puntaje con otras fuentes de información a las que tiene acceso para decidir si acepta o no a ese nuevo cliente, y en qué condiciones lo aceptará.

Más de 2 millones de verificaciones se realizan con la solución de Bemobi por mes en México, donde 15 instituciones financieras la utilizan. El principal caso de uso actualmente es para la emisión de tarjetas de crédito, pero la solución también está siendo aplicada para préstamos personales, financiamiento de coche y hasta financiamiento de casa. El servicio, que comenzó a desarrollarse en 2019, ha estado creciendo un 250% anual en ingresos y volumen de verificaciones.

«El testimonio de que nuestros datos funcionan es el crecimiento que estamos teniendo en ingresos, volumen de transacciones y clientes. Estamos incorporando un nuevo cliente cada mes», concluye Andrade.

Ilustración de Nik Neves